Republica Dominicana

¿Quiénes somos?


El Ministerio de la Mujer tiene su origen en la Dirección de Promoción de la Mujer, institución que fue creada mediante Decreto Núm. 46, del 17 de agosto de 1982, y que colocaba a la misma como una dependencia de la Presidencia de la República. En fecha 11 de agosto de 1999 y ante la necesidad de crear un organismo del Estado que dirija, racionalice y articule los esfuerzos relacionados con la promoción de la igualdad y equidad de género de las diversas instituciones gubernamentales existentes y que coordine esfuerzos con instituciones de la sociedad civil, se promulga la Ley Núm. 86-99 que crea la Secretaría de Estado de la Mujer. El 26 de enero del año 2010 fue promulgada  la nueva Constitución de la República Dominicana, que en su artículo 134 que instituye  los Ministerios, por lo que el entonces Presidente Leonel Fernández dispuso  el 8 de febrero de ese año, mediante el decreto 56-10, que 19 secretarías de Estado pasen a denominarse ministerios, hasta tanto el Congreso Nacional aprobara la legislación correspondiente establecida en la nueva Constitución de la República; así surge el Ministerio de la Mujer.

Visión:

Ser un ministerio líder, innovador y plural, reconocido por su capacidad de influir en la transformación de la sociedad para que mujeres y hombres disfruten de igualdad de derechos y oportunidades.

Misión:

Definir y liderar la ejecución de políticas públicas, planes y programas que contribuyan a la igualdad y la equidad de género y al pleno ejercicio de la ciudadanía de las mujeres.

Valores:

Compromiso, con un trabajo sostenido para lograr la igualdad y equidad entre mujeres y hombres.  

Igualdad, ofrecemos un trato igualitario a mujeres y hombres, reconociendo que tienen los mismos derechos y merecen las mismas oportunidades.

Equidad, promovemos el acceso de  mujeres y hombres con igualdad y justicia a los bienes y servicios de la sociedad.

Solidaridad, respaldamos con fidelidad y compromiso a todas las personas, con especial  atención, apoyo y defensa a las mujeres afectadas por la discriminación  y la violencia.

Integridad, asumimos plenamente nuestra misión  institucional, actuando con transparencia, respeto, lealtad, justicia y confiabilidad.

Respeto a la Diversidad, actuamos de manera abierta, aceptando las diferencias por cualquier razón o condición, contribuyendo a la construcción de una cultura inclusiva y de paz.

Responsabilidad, trabajamos para cumplir a plenitud  nuestras funciones, garantizando  calidad, eficacia y eficiencia en nuestros servicios.